¿Qué gigantes? dijo Sancho Panza. Aquellos que allí ves, respondió su amo, de los brazos largos, que los suelen tener algunos de casi dos leguas. Mire vuestra merced, respondió Sancho, que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que volteadas del viento hacen andar la piedra del molino. Bien parece, respondió Don Quijote, que no estás cursado en esto de las aventuras; ellos son gigantes, y si tienes miedo quítate de ahí, y ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla.

El ingenioso hidalgo don Quixote de la Mancha. Capítulo VIII

20 feb. 2011

Wikileaks. ¿Para qué si aquí no pasa nada?

Desde la filtración de los papeles del Departamento de Estado estadounidense por parte de Wikileaks, han corrido ríos de tinta sobre las implicaciones de lo que en ellos se revelaba. En los cables secretos se habla sin tapujos sobre la situación política, económica y judicial de muchos países y sobre las operaciones que los diversos representantes americanos realizan en ellos para recabar información o influir en diversas políticas internas.
Algunos pueden pensar que las repúblicas bananeras, donde gobiernos y compañías extranjeras son las que tienen el poder real sobre las decisiones importantes del país, son un fenómeno que ocurre lejos de Europa, en lejanos países centroamericanos y africanos. Pero resulta que no. España es también una república bananera. Y lo peor no es que lo sea. Lo peor es que nos da igual.

 La ley Sinde


¿Qué no somos una república bananera? ¿Cómo llamarías a una nación en la que las leyes no son propuestas por el Parlamento, el gobierno o el pueblo, sino impuestas por un gobierno extranjero? Sin entrar a discutir si la ley Sinde es buena, mala o regular, lo importante es que no es una ley española. Es una ley dictada por un gobierno extranjero. Según los papeles de Wikileaks, diversos representantes de la embajada americana en España, incluyendo embajadores, estuvieron presionando tanto al gobierno del PP como al del PSOE para promulgar una ley que combatiera las descargas de internet. Finalmente, en Noviembre de 2010 se añade una coletilla a la Ley de Economía Sostenible donde se cumple con las exigencias norteamericanas.
Cuando el PP ve el revuelo que se monta, aprovecha la oportunidad y se suma a las críticas. Preocupado, el embajador se reúne con Rajoy y éste le cuenta que, en pocas palabras, lo que está es haciendo el paripé. Va a sacar provecho político pero lo que dice es mentira. Toma ya oposición al gobierno. Y este es el que quiere ser la alternativa.
Para acallar a los críticos, los añadidos a la Ley de Economía sostenible fueron eliminados... ¡Para volver a ponerlos en el Senado! Finalmente, el 15 de Febrero se aprobó una ley extranjera en el Parlamento español. ¿Cuántas más habrá habido?

El caso Couso


En 2003, el periodista José Couso murió junto con el ucraniano Taras Protsyuk por debido al impacto de una bala de un tanque estadounidense. Desde el principio, el asunto no estuvo claro, y la familia del periodista inició una serie de batallas legales para esclarecer las circunstancias de su muerte.
Como podía esperarse, el recorrido judicial del caso ha sido lento, penoso y, me imagino, doloroso para la familia Couso.
Hasta aquí, todo "normal" dentro de la mierda de funcionamiento de este país. Pero resulta que una de las cosas que han revelado los papeles de Wikileaks, es que el calvario por el que ha pasado la familia Couso no ha sido debido únicamente a la ineptitud, falta de recursos y simple desidia habituales en España. Nos enteramos por estas filtraciones que los representantes de la embajada americana se han reunido con jueces, políticos y fiscales para presionarles y conseguir que el caso se cerrara. Bueno, esto no es ni siquiera reprobable. Son representantes del pueblo estadounidense y defienden sus intereses. Lo que es para renunciar a la nacionalidad española hacerse ugandés es lo que consiguieron.
Según los comunicados de la embajada con el gobierno americano, la vicepresidenta, el ministro de Justicia y el de Exteriores "trabajan para que no prosperen las órdenes de detención".
A ver. No soy jurista, pero me suena que en la Constitución Española de 1978 se dice algo sobre la independencia del Poder Judicial. En concreto, el artículo 1 del Título VI dice:
La justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey por Jueces y Magistrados integrantes del poder judicial, independientes, inamovibles, responsables y sometidos únicamente al imperio de la Ley.
Aquí vemos a los representantes del pueblo estadounidense trabajar en la defensa de sus ciudadanos. ¿Y a quién defienden los representantes del pueblo español? ¿A los españoles? Ja, ilusos.
Pero la cosa no queda aquí. Resulta que también hubo reuniones con el Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido y el Fiscal General de la Audiencia Nacional Javier Zaragoza.
Para el que no lo sepa, el Fiscal General del Estado es la máxima autoridad del Ministerio Fiscal, que es la organización encargada de "promover la acción de la Justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la Ley, de oficio o a petición de los interesados, así como velar por la independencia de los Tribunales y procurar ante ellos la satisfacción del interés social". El Fiscal General "actúa con imparcialidad y es  independiente, sin que pueda recibir instrucciones ni órdenes del Gobierno ni de ningún otro órgano administrativo o judicial".
¿Y qué ocurre en cualquier país mínimamente funcional si un ciudadano (y no digamos ya un poder extranjero) acude al Fiscal General del Estado para que este boicotee una instrucción judicial llevada a cabo por un juez? Como mínimo el ciudadano iría a la cárcel, y si es un representante extranjero, se montaría un buen escándalo diplomático. ¿Qué hizo el señor Conde-Pumpido? Pues decir que sí. Tanto Conde-Pumpido como Zaragoza se opusieron al procesamiento de los militares que dispararon a Couso. No sólo eso. Según los cables filtrados, Conde-Pumpido asesoró al embajador sobre lo que tenía que hacer para que la causa no prosperara.
Por supuesto, el señor Conde-Pumpido niega la mayor. Al menos le queda un poco de vergüenza. Pero la actuación de la Fiscalía no deja muchas dudas sobre su credibilidad.

Y las reacciones


Todo esto es signo de una tremenda disfunción en el funcionamiento de las instituciones de un país. ¿Qué ocurriría en una sociedad mínimamente normal si todo esto sale a la luz? Supongo que la mayoría estaría de acuerdo conmigo en que sería esperable que los partidos de la oposición pidieran explicaciones al gobierno, que hubiera mociones de censura, que la gente protestara, que hubiera manifestaciones...
¿Qué ha pasado en España? Nada. Apenas una tímida protesta de un partido político de capa caída, y nada más. Los demás partidos siguen la política del "mejor no meneallo". ¿Y la gente? ¿Hay protestas, manifestaciones? Haberlas, haylas, pero no por esto. Aquí se protesta porque se prohíba fumar en un bar, la gente se exalta si ganan o pierde su equipo de fútbol, pero si el encargado de acusar a los presuntos criminales lo que hace es obstaculizar la justicia, aquí no pasa nada.

5 comentarios:

Roger dijo...

Pufff....hermano, has hablado con toda la razon!!
la unica manera que el pueblo de Spain se lenvate encontra de toda esa mierda, es que los viejos Bolches, hoy dia, manejando sus Volvos,..! pierdan su estatus socioeconomico!! y la mitad de los Españoles, no pueda ver su partido del futbol el fin de semana, comer unos buenos jamones con su birra!!...y les quiten su sofa, donde calientan su culo comodamente!!...

pero todo es utopia!!...pan y circo!!..y los tendras a tus pies!!...los goviernos de eso saben mucho!!...

Moral?..etica??...utopia!!

DaniBoinc dijo...

Probablemente en las próximas elecciones volverán a ganar los de siempre pero quedándonos sentados en el sofá no solucionaremos nada. Tenemos que empezar a trabajar des de ya para empezar a cambiar las cosas y una buena manera de hacerlo es:
¡No los votes! (pero vota)

Javi dijo...

Tienes toda la razón, Dani. El problema es, ¿quién puede ser una alternativa? ¿IU, nacionalistas...?

jhonny wes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Javi dijo...

Arsenio/jhonny wes, si vas a comentar en este blog, hazlo siempre con el mismo nombre, si no, te borraré todos los mensajes, sobre todo si lo único que haces es insultar.

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu contribución.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Spain License.

|